Qué hacer en Madrid durante el verano

    ViajesMagazines Teatro Cofidis Alcázar

    Este artículo no sólo sirve para aquellas personas que se quedan en su ciudad, Madrid, durante el verano. También sirve para aquellos atrevidos que han escogido una de las ciudades más emblemáticas de nuestro país como destino en sus vacaciones de verano.

    Todo el mundo sabe que Madrid es famosa por la vida que siempre alberga, y es algo que a la mayoría no termina de convencer. Lo primero que vamos a decirte es que, en los meses de verano, sobre todo en agosto, Madrid se vuelve una ciudad muy tranquila y por la que da gusto pasear. Si bien debemos hablar del calor sofocante que suele hacer, podemos disfrutar de piscinas para refrescarnos, centros comerciales y tiendas en las cuales hay aire acondicionado o pasear con un simple paraguas.

    Uno de los pasatiempos por excelencia en Madrid son las obras de teatro. Es impresionante la cantidad de obras que pueden estarse representando a la vez en los diferentes teatros de la ciudad. Uno de los más conocidos, el Teatro Cofidis Alcázar, se encuentra en el centro de la capital y posee una fachada digna de admirar. Este teatro, antes conocido como Teatro Alcázar, fue escogido por la compañía Cofidis para mejorar y apostar por la cultura y el entretenimiento de los habitantes y visitantes a la ciudad. Ahora mismo podemos deleitarnos con la obra de José Luis Gil “Si la cosa funciona”, una comedia basada en un guión de Woody Allen. Próximamente veremos en cartelera “El Principito”, “El club de la comedia” o “Sí, soy el señor” de Pablo Chiapella.

    Los museos son otro de los grandes atractivos que tiene Madrid. Visitar El Prado, El Museo Thyssen-Bornemisza o el Museo de Ciencias Nacionales será un entretenimiento que ocupará nuestros días y nos dará una visión diferente del arte y del mundo en el que vivimos. Los deportes también tienen cabida en la ciudad, pudiendo practicarlos en la misma ciudad (siempre veremos gente haciendo “running” o montando en bicicleta”) o trasladándonos a alguno de sus parques, como El Retiro, que cuenta con unas dimensiones perfectas para que la gente comparta aficiones y ejercite su cuerpo.

    Está claro que visitar una ciudad como Madrid en verano, que normalmente está repleta de gente y con un ritmo de vida estresante, nos dará otra visión de la ciudad, pudiendo disfrutarla al completo y compartiéndola con algunos otros afortunados.

    Sin Comentarios

    Deja tu comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.