Los recuerdos de nuestro viaje en un álbum personalizado

Los recuerdos de nuestro viaje en un álbum personalizado

No hay mejor manera de atesorar los momentos especiales de nuestros viajes que un álbum personalizado con las fotos que hayamos tomado. Podemos hacérnoslo para nosotros mismos o como un regalo irrepetible para nuestros compañeros de viaje: en cualquier caso, con las herramientas disponibles en la actualidad, es más sencillo que nunca conseguir un recuerdo tan espectacular como esas vacaciones inolvidables.

Una aplicación muy interesante es la que ofrece de forma gratuita Hofmann, una firma de gran prestigio en personalización de álbumes y otros productos. Se trata de un programa pensado para crear un álbum personalizado totalmente a nuestro antojo, seleccionando y organizando las imágenes y poniéndolas en el formato que más nos guste. Podemos optar por un álbum de corte más clásico o por los que tienen formato de libro, a los que seremos capaces de dar el matiz deseado: divertido, entrañable, romántico… el que mejor encaje con nuestro viaje. Todo ello, con la garantía de un acabado de máxima calidad y un encuadernado de lujo.

Además de los álbumes personalizados, de la misma forma es posible configurar otros productos con fotos. Por ejemplo, se pueden encargar imágenes ampliadas o composiciones personalizadas para decorar una pared, escogiendo el soporte más adecuado: lienzo, metacrilato, forex, tabla o en formato póster. Otros artículos ideales para recordar nuestras vacaciones e incluso para hacer un regalo son las tazas y los calendarios, para empezar con un poco de ilusión cada mañana o el primer día de cada mes. Cualquiera de estos productos puede confeccionarse con apenas unos clicks del ratón y el resultado se recibe cómodamente a domicilio en unos días.

El programa está disponible para Windows, Mac y iPad. Su manejo es fácil y rápido, ideal para ponerse con la tarea cuando más nos convenga, pero además nos hará pasar un buen rato preparando nuestro álbum personalizado u otro producto mientras volvemos a recorrer todos esos momentos geniales en playas paradisíacas, montañas perdidas, grandes urbes, pueblos entrañables… con la ilusión de imaginarlos plasmados tal y como lo deseamos.

Con un recuerdo duradero, terminamos de aprovechar nuestras merecidas vacaciones y las ponemos a mano para, de algún modo, seguir disfrutándolas a lo largo de nuestra vida. Poder tener entre las manos un trocito de aquel viaje, regalarse la vista colgando en la pared ese paisaje que nos impresionó en persona, alegrarle el día a alguien especial con un detalle que evoque las aventuras vividas juntos… todo ello está más a nuestro alcance que nunca.

2 Comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.